Para

conversar

Una vida con los Stones…

13 marzo, 2016

Después de cumplir el sueño de ver en vivo a los Stones, solo queda otro sueño: verlos de nuevo. Ya sé que todo el mundo está por preguntarme: ve, ¿y qué tal estuvo el concierto?, ¿esa gente todavía toca o ya están de retiro? La respuesta a todos es esta pequeña reseña: los Stones están tan vivos como siempre y a diferencia de muchas bandas, nunca se han ido. Desde los primeros segundos cuando se apagan las luces del escenario, cae el telón, se dispara la pirotecnia y comienzan los primeros acordes de Jumpin Jack Flash, “I was born in a cross-fire hurricane / and I howled at my ma’ in the driving rain”, del increíble LP The Beggars Banquet, todo está dicho: los Rolling Stones es una banda que toca por el simple gusto de interpretar música en vivo. Son un verdadero animal que se apodera del escenario de principio a fin.

Me sorprendió gratamente que tocarán Dead Flowers, una canción algo country, que es hermosísima, y la siguieran con la nostálgica Wild Horses, que para los más entendidos en la mitología de los Stones, saben que es una canción de Keith Richard dedicada a su hijo recién nacido,  y la angustia de no poder estar con él por tener que continuar con la gira. Qué te puedo decir yo, el blues y el rock tocan fibras de forma inexplicable y esa autenticidad es lo que hace que conecte emocionalmente con ya casi cuatro generaciones.

Es punto aparte hablar de Mick Jagger. Definitivamente es un genio en el escenario y mucho más a la edad que tiene. No sé qué consume (o bueno, todos lo sabemos…), pero definitivamente es la receta de la vitalidad. Conserva la voz perfecta, rasposa, nasal, bluesera y teniendo en cuenta la altura de Bogotá, cantó de forma impecable. Y lo que más me fascino fue verlo tocar la armónica en Midnight Rambler, verdaderamente espectacular. Casi nadie lo mencionar, pero Mick Jagger siempre ha sido un excelente armonicista, así como lo son Bruce Springsteen y Ian Gillan, a quienes su fama de cantantes opaca lo bien que tocan este instrumento. De los guitarristas, a pesar que la fama cae siempre en Keith Richards, el que se roba el show musicalmente es Ron Wood. Qué monstruo para tocar los solos, por ejemplo, en la de Gimme Shelter o Start Me Up estuvo con una precisión pasmosa. Puedo decirles que, con lo mucho que me gusta ir a conciertos, esta presentación de los Rolling Stones fue de lejos uno de los mejores espectáculos que ha tenido Bogotá. Nada de teatralidades, pirotecnias extraordinarias ni arandelas: simplemente la mejor banda de blues rock haciendo lo que mejor sabe hacer sobre un escenario.

Benditos sean los Stones y lo que consumen, porque sea lo que sea, los hace eternos… 🙂

Luis Alberto Arenas

Posdata:

Para los curiosos coleccionistas de discos, les comparto algunas fotos de algunos álbumes de colección que guardo en la casa y son, creo, verdaderas rarezas. Ya sé que muchos me dicen algo como, ve, pero eso se consigue en mp3. No sé, yo pienso algo similar a lo que decía el fallecido Umberto Eco con respecto a la cultura. La cultura es una búsqueda, un encuentro y una posesión que te define para siempre. Un melómano me entiende cuando ha encontrado al fin un LP largamente buscado de Miles Davis, Richie Ray o Mahler, y siente en ese encuentro una verdadera epifanía, un descubrimiento de sí mismo.

Comencemos por los básicos, aquí están los discos desde el primero en 62 hasta el A bigger bang de hace unos años, con casi todas los álbumes en directo. Estos son los normales. Curiosamente mis favoritos siguen siendo Sticky Fingers, Stripped (un lp en directo tocado en un bar) y el Bridgest to Babylon.

lps

 

canada

 

Este es de los raros. Es una caja que salió solo para Estados Unidos y Canada. De hecho está numerada, trae un libro que probablemente nunca acaba de leer y los 8 lp’s de los setenta. Tiene un peso absurdo. La compré en una subasta por ebay y todavía me sorprende que apenas haya costado 200 dolares. Dios existe, definitivamente….

 

 

japon

 

Este boxset es japonés y tiene todos los benditos lp’s de los sesenta, ¡diecisiete! con el arte de como salieron en japón  con las letras en ese idioma. Obvio, no tengo ni idea de qué dicen. Pero es una curiosidad. Tiene una fragilidad de origamia esta caja :/

 

 

 

 

dvd

Aquí están los 2 boxset de DVD, cada uno con… 15 horas de música. Naturalmente no he llegado ni a la mitad. Es decir, o dirijo AG o me dedico a ser un especialista en los Stones… Sin embargo el libro, que es pesadísimo también, tiene muchas fotos verdaderamente espectaculares. Ah, y el álbum de al lado es una versión en cuero del en vivo Flashpoint, que es realmente bueno. Incluso, les acompaña el genio de Eric Clapton.

exile

A los que les gustan los Stones de los setenta y de la gira del mítico Exile, este es para privarse. Realmente es lindísimo. Trae tres DVD de la gira, una bufanda (que no pienso usar realmente) y dos fotogramas de Keith Richard y Charly Watts (!), un poster larguísimo, además de un libro de fotos.

40licks

Como para no hacer más largo este paseo de coleccionista de Stones, aquí hay dos ediciones especiales de 40 Licks y Sweet Summer Sun, una antología y el último álbum en vivo respectivamente, pero en formato lp (“lp sized” como dicen ahora): pura nostalgia del vinilo.

 

 

 

maletin

 

Y por supuesto, no podía faltar una foto de mi maletín hippie de trabajo para los viernes de jean day.

AG Consultoría Digital